EN MOVIMIENTO: KOA DISTANCE

No te voy a decir cuánto nadaron, ni cuánto corrieron, ni cuántos kilómetros recorrieron en bicicleta. No te voy a contar que patrocinadores no quisieron colaborar, ni cuales si quisieron. Tampoco te voy a contar quién ganó ó qué premios dieron.

Lo que si te voy a contar es por qué deberías haberte inscrito en KOA DISTANCE 2017, la primera edición de un Medio Ultraman que se parió y desarrollo aquí, en Valencia. Ni en Wisconsin, ni en Toronto, aquí. En una ruta en bicicleta dos amigos por la zona de El Saler.  Siempre que hay algún evento nuevo de ciclismo, la desconfianza que te surge es normal.  Es normal que quisieras ver cómo salía esta primera edición, esperar a ver quiénes eran los primeros atletas en participar, a engancharte a las redes sociales para ver las fotos, vídeos y comentarios de la gente o para acercarte a los puntos de salida y llegada para verlo en vivo y en directo. Ahora ya no hay excusas. Hay dos valores fundamentales que se han querido transmitir en KOA:

VALENTÍA: ser valiente es una elección difícil y elegir significa cambio. Cada uno tiene su historia personal y obtiene la inspiración que necesita para dejar de lado el miedo a su manera. Para muchos de los atletas era la primera vez que se enfrentaban a una distancia como esta y se habían pegado horas y horas, días y días de duro entrenamiento para estar al nivel. Cuando digo nivel me refiero al nivel de calidad óptimo y asumible de cada uno. Esto es una prueba en la que si bien tienes competidores, realmente estás compitiendo contra ti mismo. Aquí pones a prueba tu cuerpo pero sobretodo la mente. Cuando se te jode alguna parte del cuerpo por sobre esfuerzo el ruido se escucha, pero el ruido que hace cuando se te parte la mente se escucha más fuerte y lamentablemente no lo vas a poder disimular. Ahora una vez más necesitas ser valiente, para asumir que no lo vas a lograr, que no llegas dentro del horario de corte, que cada vez vas peor…Eso son excusas…necesitas ser valiente y ver a la familia que te acompaña cada día, a los amigos y personas de apoyo de la organización que están ahi gritándote sin parar, animándote y si hace falta insultándote para que ese crack mental desaparezca, aumentes tu ritmo y llegues a la meta en el último minuto si hace falta, día tras día. Valentía es luchar por tus valores y tus objetivos, sin dejar que nada ni nadie te aplaque.

FAMILIA: Luego podrás decir que tienes una familia deportiva, cuando la acabes. El factor humano de la prueba fue especial.  Cuando las cosas se  hacen con ganas y con el corazón, salen bien. La frase está muy vista, pero si tiene razón para que cambiarla. La primera toma de contacto entre los atletas y los organizadores de la prueba fue el punto clave para asegurar el éxito de la misma. Las familias y amigos iban llegando, nos íbamos conociendo, presentando y se podía sentir que todos estábamos ahí para pasarlo bien y disfrutar. Los nervios se sentían, se cruzaban miradas cómplices por todos lados, se estudiaban a los otros oponentes, pero sobre todas las cosas quedó muy claro, sin haberlo dicho, que nos cuidaríamos los unos a los otros durante los tres días de la prueba. No se cuanto cuesta participar, pero te aseguro que el precio es lo de menos. Vas a pagar por nadar, ir en bicicleta y correr, sufrir, reir, llorar, tener dolores, quejarte, comer y dormir, pero lo mejor es que vas a pagar por pasar 3 días únicos con gente que no conocías, pero que ahora te van a brindar un lugar en sus casas, vivan donde vivan y por supuesto te van a llevar a entrenar y enseñarte las zonas más bonitas de sus tierras. Cuando acabas la pruebas, solo ahí entiendes que el precio es efímero, que lo que te llevas, los recuerdos y la familia no lo supera nada ni nadie.

Que conste, que cuando hablo de nosotros, yo no no soy un participante. Solo me considero uno más de la familia apoyando con lo que más me gusta y lo que mejor se hacer. Para mi, ha sido un orgullo poder formar parte de esto, de haber conocido a todas esas personas y de que la organización haya confiando en mi. Hemos aprendido muchas cosas. Por eso te digo que el año que viene, si encuentras alguna excusa para no participar, vuelve a leer este texto.

Deja un comentario

51 − 47 =